• Fito Soler

“La cantada”, para celebrar a los muertos en Naolinco


Se acerca, se acera, el Día de Muertos y en Veracruz se celebra con tradición y devoción en el municipio de Naolinco, aquí cerquita de la Capital Veracruzana donde se festeja, porque es una fiesta, con las “Cantadas” donde las personas van a los altares o tumbas y cantan a sus difuntos, pero no “cruz de olvido”, sino solo canciones religiosas.

Los niños, los jóvenes y adultos se aprestan a organizarse en grupos para ensayar los alabados y alabanzas que, en honor a los muertos habrán de entonar durante la noche del día primero y las primeras horas del día dos de noviembre. Dichos cánticos se inician en el panteón para continuar en las casas de familiares y amigos hasta el amanecer.

Esa noche, popularmente conocida como “La Noche de la Cantada”, el pueblo se ve prácticamente “invadido” por visitantes procedentes de muchos lugares del país y del extranjero que, curiosos por participar y conocer tan hermosa festividad, aprovechan la ocasión para fotografiar, filmar y desde luego compartir y disfrutar el sabor de los dulces, tamales, vinos, etc.

La noche del 1 de noviembre aproximadamente a partir de las 20:00 horas da inicio “la cantada”, que consiste en asistir a las casas donde hay ofrendas y entonar allí los cantos (alabados y alabanzas) escritas por los habitantes del pueblo y dedicadas a los santos, mártires y personas relacionadas de una u otra manera con la religión.

Todo esto se hace después de asistir al cementerio a entonar la primera cantada de la noche y posteriormente en grupos de amigos o familiares solicitan en cada casa, cantar respetuosamente, para después recibir de su anfitrión sus sabrosos preparados como los ricos tamales, chocolate y el champurrado. Naolinco posee una de las gastronomías veracruzanas más deliciosas.


54 vistas

TODO CON FITO SOLER © 2017 DERECHOS RESERVADOS. CREADO POR LIBERMEDIA XALAPA.

  • Facebook Clean Grey
  • Instagram Clean Grey
  • Twitter Clean Grey
  • YouTube Clean Grey